logo next seguros

Todos los actores implicados en la movilidad por carretera, fabricantes, proveedores, gestores, administraciones, conductores, peatones, etc., tienen cada vez una función más activa para conseguir entornos más seguros y sostenibles, es decir vías de circulación de todo tipo, en ciudad y fuera de ellas, que permitan la conducción más segura y económica posible. Para ello la tecnología es el mejor aliado, y los últimos avances en materia de conectividad entre vehículos hacen que esta pueda ser la piedra filosofal del asunto.

Los coches del Siglo XXI, repletos de sensores interconectados, disponen de información suficiente para ejercer de copiloto virtual, tan solo es necesario el adecuado procesamiento de la información y un cruce de datos a gran escala para que esta aporte todo su valor a la conducción en diversos frentes. Nuestro vehículo puede ser capaz de memorizar nuestras rutinas y las del resto de usuarios, además de otras muchas más variables, para asesorarnos en nuestros trayectos y evitarnos malgastar carburante, realizar maniobras peligrosas y, sobre todo, ahorrarnos tiempo y dinero en cada desplazamiento.

conduccion predictivaLa navegación por GPS con conexión en tiempo real al estado del tráfico ha sido el primer punto de acción sobre el que marcas como Audi, Mercedes o Volvo ya están trabajando, y añadiendo mapas topográficos, estos sistemas ya son capaces de decirnos incluso cual es la marcha más adecuada para afrontar un tramo concreto de carretera que tenga un perfil X. En un entorno urbano, estos sistemas son capaces de decirnos la velocidad a la que debemos circular para conseguir llegar al mayor nmero ﷽﷽﷽﷽﷽llegar al mayor n sistemas son capaces de decirnos la velocidad a la que debemos circular para aciones, conductores, púmero de semáforos en verde posible.

Este punto es vital para conseguir una mayor eficiencia del conjunto de vehículos que se mueven a diario por las grandes ciudades, pues incide en el momento más perjudicial de consumo de la conducción, el de las detenciones y arranques. Se estima que un conductor que no es consciente de cómo afecta al consumo estas circunstancias de aceleración y freno continuado consume hasta un 20% más, y un asesoramiento basado en la conducción predictiva mediante sistemas de asistencia tendría por tanto un gran impacto en el ahorro y las emisiones. Opel y BMW ya trabajan en funcionalidades direccionadas a este objetivo.

Mediante aplicaciones y servicios conectados que permiten el intercambio de información entre el vehículo y las infraestructuras, semáforos en este caso, el coche será capaz de predecir cuándo se va a poner en rojo y en verde el semáforo. Sabiendo los tiempos en los que estará abierto el paso, el coche es capaz de calcular qué velocidad es necesaria mantener para evitar tener que detenernos ante el semáforo, consiguiendo un sustancial ahorro de carburante y tiempo al no tener que detenernos en cada semáforo que nos encontremos en nuestro trayecto.

La seguridad es el otro gran pilar que refrenda la conducción predictiva, puesto que al integrar la comunicación entre vehículos, infraestructuras y los servicios de información en tiempo real, tanto de tráfico como meteorológicos, se podrá disponer de toda la información sobre las incidencias que afecten a nuestro trayecto, advirtiendo al conductor de circunstancias que han ocurrido en el mismo antes de que el las perciba. El confort y la tranquilidad que ello traerá a los conductores permite eliminar muchas circunstancias de estrés al volante y gozar de otros servicios añadidos como la búsqueda de plazas de aparcamiento disponibles en nuestro destino antes de llegar, y ello elimina por tanto más situaciones de riesgo.

Los vehículos inteligentes y la conducción predictiva van a traer por tanto un sinfin ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽es van a traer por tanto un sinfes en nuestro destino antes de llegar, y ello l las perciba. a aciones, conductores, pín de ventajas a los conductores, pero estos seguirán siendo el centro de la misma. Estamos sin duda ante un paso previo a la tan manida conducción autónoma, una realidad mucho más complicada de alcanzar por las complicaciones legales y psicológicas que lleva inherentemente asociadas. Mientras eso llega, y para coches más obsoletos que no cuenten con esos niveles de asistencia, soluciones como las que ofrece Next Auto con su dispositivo Next2Go, serán la manera de que un número cada vez más amplio de usuarios entiendan que su participación activa en la conducción es la mejor garantía de ahorro y seguridad existente.icculo

﷽﷽culos  riesgo. amiento disponibles en nuestro destino antes de llegar, y ello l las perciba. a aciones, conductores, p

Todos los actores implicados en la movilidad por carretera, fabricantes, proveedores, gestores, administraciones, conductores, peatones, etc., tienen cada vez una función más activa para conseguir entornos más seguros y sostenibles, es decir vías de circulación de todo tipo, en ciudad y fuera de ellas, que permitan la conducción más segura y económica posible. Para ello la tecnología es el mejor aliado, y los últimos avances en materia de conectividad entre vehículos hacen que esta pueda ser la piedra filosofal del asunto.

Los coches del Siglo XXI, repletos de sensores interconectados, disponen de información suficiente para ejercer de copiloto virtual, tan solo es necesario el adecuado procesamiento de la información y un cruce de datos a gran escala para que esta aporte todo su valor a la conducción en diversos frentes. Nuestro vehículo puede ser capaz de memorizar nuestras rutinas y las del resto de usuarios, además de otras muchas más variables, para asesorarnos en nuestros trayectos y evitarnos malgastar carburante, realizar maniobras peligrosas y, sobre todo, ahorrarnos tiempo y dinero en cada desplazamiento.

 

La navegación por GPS con conexión en tiempo real al estado del tráfico ha sido el primer punto de acción sobre el que marcas como Audi, Mercedes o Volvo ya están trabajando, y añadiendo mapas topográficos, estos sistemas ya son capaces de decirnos incluso cual es la marcha más adecuada para afrontar un tramo concreto de carretera que tenga un perfil X. En un entorno urbano, estos sistemas son capaces de decirnos la velocidad a la que debemos circular para conseguir llegar al mayor nmero ﷽﷽﷽﷽﷽llegar al mayor n sistemas son capaces de decirnos la velocidad a la que debemos circular para aciones, conductores, púmero de semáforos en verde posible.

 

Este punto es vital para conseguir una mayor eficiencia del conjunto de vehículos que se mueven a diario por las grandes ciudades, pues incide en el momento más perjudicial de consumo de la conducción, el de las detenciones y arranques. Se estima que un conductor que no es consciente de cómo afecta al consumo estas circunstancias de aceleración y freno continuado consume hasta un 20% más, y un asesoramiento basado en la conducción predictiva mediante sistemas de asistencia tendría por tanto un gran impacto en el ahorro y las emisiones. Opel y BMW ya trabajan en funcionalidades direccionadas a este objetivo.

 

Mediante aplicaciones y servicios conectados que permiten el intercambio de información entre el vehículo y las infraestructuras, semáforos en este caso, el coche será capaz de predecir cuándo se va a poner en rojo y en verde el semáforo. Sabiendo los tiempos en los que estará abierto el paso, el coche es capaz de calcular qué velocidad es necesaria mantener para evitar tener que detenernos ante el semáforo, consiguiendo un sustancial ahorro de carburante y tiempo al no tener que detenernos en cada semáforo que nos encontremos en nuestro trayecto.

 

La seguridad es el otro gran pilar que refrenda la conducción predictiva, puesto que al integrar la comunicación entre vehículos, infraestructuras y los servicios de información en tiempo real, tanto de tráfico como meteorológicos, se podrá disponer de toda la información sobre las incidencias que afecten a nuestro trayecto, advirtiendo al conductor de circunstancias que han ocurrido en el mismo antes de que el las perciba. El confort y la tranquilidad que ello traerá a los conductores permite eliminar muchas circunstancias de estrés al volante y gozar de otros servicios añadidos como la búsqueda de plazas de aparcamiento disponibles en nuestro destino antes de llegar, y ello elimina por tanto más situaciones de riesgo.

 

Los vehículos inteligentes y la conducción predictiva van a traer por tanto un sinfin ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽es van a traer por tanto un sinfes en nuestro destino antes de llegar, y ello l las perciba. a aciones, conductores, pín de ventajas a los conductores, pero estos seguirán siendo el centro de la misma. Estamos sin duda ante un paso previo a la tan manida conducción autónoma, una realidad mucho más complicada de alcanzar por las complicaciones legales y psicológicas que lleva inherentemente asociadas. Mientras eso llega, y para coches más obsoletos que no cuenten con esos niveles de asistencia, soluciones como las que ofrece Next Auto con su dispositivo Next2Go, serán la manera de que un número cada vez más amplio de usuarios entiendan que su participación activa en la conducción es la mejor garantía de ahorro y seguridad existente.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Your email address will not be published. Fields with * are mandatory.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>